martes, 6 de julio de 2010

Telefonía celular o la fiebre del mundial


Expresiones como; gana mil goles y ¿cuál fue el primer mundial en transmitirse por televisión?, son los mensajes de texto que diariamente envía Cable & Wireless a miles de clientes.

Violando nuestra privacidad y aprovechando la fiebre del Mundial, Cable & Wireless bombardea nuestros teléfonos celulares, sin que nadie se lo prohíba. Hasta hace poco, esta comunicación era definida por los expertos como “spam” o “mensajes basura”, por tratarse de envíos no solicitados por el cliente. Fue un concepto exclusivo del Internet, en lo relacionado con el correo electrónico, pero ahora también se aplica a la telefonía.

Por supuesto que hay otros operadores que actúan de igual forma. Recuerde que esta es una industria millonaria, con 5. 6 millones de usuarios, en una población que no llega a 4 millones. -Curiosamente el recién celebrado censo de población, en lugar de aclararnos cuántos somos, nos ha dejado confusos-.

¿Existe en Panamá alguna norma de telecomunicaciones, que regule esta materia y proteja al usuario? Por supuesto que sí, pero solo en lo concerniente a la telefonía fija. El artículo 256 del Decreto Ejecutivo 73 de abril de 1997, que a su vez reglamenta la Ley 31 de 8 de febrero de 1996, establece lo siguiente: “Los concesionarios de servicios de telefonía no permitirán la realización de llamadas no solicitadas por medio de mensajes grabado, ni la realización de llamadas publicitarias sin la autorización del destinatario”.

La norma citada, no ha sido reglamentada por la ASEP (Autoridad Nacional de los Servicios Públicos). Claro que en este caso se refiere al denominado telemercadeo o publicidad telefónica. 

El regulador está doblemente en mora, no ha cumplido con lo dispuesto en el artículo 256, y está retrasado en reglamentar el envío de los mensajes de textos no deseados.

Las telefónicas también vulneran el derecho a la confidencialidad, al utilizar o presuntamente vender o compartir los datos de sus clientes a terceros, entre ellos; compañías de seguro, bancos, financieras, partidos políticos, etc. Es una máquina la que previa consulta a una base de datos envía la referida comunicación a nuestros celulares.

En Estados Unidos, Europa y en varios países latinoamericanos, los gobiernos protegen a los usuarios de estos abusos comerciales. Para esto han legislado disposiciones que sancionan a las telefónicas o a cualquier otra empresa que viole el derecho de quienes deciden no recibir estas llamadas o mensajes.

¿Cómo lo hacen?. Creando un sistema identificado como “Registro de No Llamadas”, según la denominación que le dan en Argentina, o “Registro Nacional No Llame”, como se conoce en Estados Unidos. Aquí Los usuarios se inscriben para dejar constancia de que no les interesa recibir estos “spam”. Los tele mercaderes están obligados a revisar estas listas y respetar la voluntad de los clientes de telefonía.

En Estados Unidos, las empresas que incumplan con las restricciones impuestas en lo referente al mercadeo telefónico, pueden ser sancionadas con multas de hasta 16 mil dólares, por cada llamada.
La gran pregunta es; ¿tendrá el Ejecutivo que hacer el trabajo del regulador como hizo con el tema de la recolección de basura, para que los desprotegidos por fin nos sintamos protegidos, por una Autoridad que está más ausente que presente?

Por favor, déjennos vivir la fiebre del mundial sin el acoso del celular.

1 comentario:

  1. CREO QUE ALGÚN DÍA PUEDES SER ALGUIEN GRANDE.

    ResponderEliminar